Teletrabajo, hazlo de manera segura y eficiente.

Muchas de las grandes empresas de nuestro país y de todo el mundo, han respondido con rapidez a la crisis del coronavirus adaptándose a un estilo de trabajo diferente basado en extender el trabajo desde casa

Hace 2 meses | Corporativas

Es una firme propuesta que no todas las empresas se pueden permitir, pero que ya algunas de ellas implementaron mucho antes para ofrecer flexibilidad a sus empleados.

 

Este término, denominado teletrabajo, supone una oportunidad para aquellas empresas que aún no lo implementaron, bien para poner a prueba la capacidad de trabajo de sus empleados, o bien para luchar contra el desempleo ante medidas o circunstancias de fuerza mayor como la que estamos viviendo.

Desde Hispatec, nos gustaría informarte y explicarte en qué consiste el teletrabajo y cuáles son los requisitos para ponerlo en funcionamiento.

El teletrabajo se basa en una conexión segura desde la red de la empresa hasta la red doméstica mediante un programa encargado de crear esa conexión de forma transparente para ti. De esta manera, por ejemplo, puedes acceder a los servicios y recursos de la red de la empresa desde tu propia casa al igual que si estuvieras en tu puesto de trabajo.

Los requisitos fundamentales para que esto se cumpla son:

  • Disponer de un router/cortafuegos compatible con VPN en la empresa.
    Si tu proveedor de Internet te brinda esta oportunidad, es posible que te proporcione este servicio. De lo contrario, Hispatec puede instalarte un cortafuegos compatible y apto para esta conexión.
  • El router de la empresa debe tener los siguientes puertos abiertos, los cuales deberá permitir el proveedor de Internet. Esto es debido al protocolo de seguridad que utilizamos para mantener una conexión segura en ambos extremos de la red:
    • Puerto 4500 TCP
    • Puerto 500 UDP
    • Protocolo 50 ESP
  • Adquirir una licencia del programa de uso ilimitado y por usuario, que se instalará en el equipo de tu casa donde se abrirá el túnel para comunicarte con la red de la empresa.
  • El direccionamiento LAN de la red de la empresa no debe coincidir con el de tu casa. Por ejemplo, si la red de la empresa es la 192.168.1.x, en tu casa debe ser distinta a esta. Este cambio debe realizarlo el proveedor de Internet que tengas contratado en tu domicilio.
    Si cumples todo lo anterior, ya estás preparado/a para hacer teletrabajo.

Si necesitas ayuda no dudes en contactar con nosotros.

¡A teletrabajar!