Así vimos y participamos en COP25

Participamos en la mesa sobre alimentación y futuro de la Agricultura dentro del marco de la Cumbre del Clima.

Hace 5 meses | Noticias

Dentro de las actividades de la COP25, participamos en una mesa redonda , organizada por AMETIC, la patronal de la industria digital, bajo el título “La Industria Digital ante la emergencia climática: Una visión a 2050”
COP25 Hispatec agricultura

Momento de la ponencia de Jose Luís Molina

El debate abordó la emergencia climática y cómo la industria digital está ayudando a superar los retos sostenibles y a contribuir a que los gobiernos, sectores y empresas puedan lograr los objetivos del Acuerdo de París.
Junto a José Luis Molina, estuvieron Gabriel López,  Government affairs director de Microsoft España; Juan Prados, Director financiero deLexmark; David Ortega, director de Relaciones Institucionales de HP y Miguel Ángel Fernández, director general de Marketing de LG.
Todos ellos señalaron la importancia de las acciones llevadas a cabo por la empresas digitales para luchar contra el cambio climático y la reducción de la huella ecológica, al mismo tiempo que resaltaron el papel que juega la digitalización en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Además Molina explicó los tres macro retos que tiene el sector agro por su mayor vulnerabilidad ante los efectos del cambio climático pero al mismo tiempo es uno de los muy pocos sectores de actividad que puede actuar como sumidero de carbono con las prácticas adecuadas, y mejorar el medio ambiente:
1.- Cultivar más y mejores alimentos para un mundo con mucha población y en crecimiento. 
2.- Mejorar la rentabilidad y las condiciones de vida para los agricultores y empresas que trabajan en la cadena / red agroalimentaria.
3.- La protección del medio ambiente y minimizar los impactos sobre él.
Para ello la clave está en la integración digital de los procesos productivos y la cadena de valor. “Los datos deben nacer digitales y viajar digitalmente a lo largo de toda la red agroalimentaria, para generar eficiencia ECO2 (económica y ecológica)”, explicó nuestro presidente.
la importancia de tener datos, analizarlos, tomar decisiones informadas y llevarlas a la acción son fundamentales para unas buenas prácticas agropecuarias. Casos como el control remoto del territorio, la agricultura de precisión (suelo, fertilizantes, fitosanitarios, agua), las necesarias sinergias del binomio agua-energía, especialmente en el sector agro, el alineamiento oferta-demanda consiguen contribuir a un menor desperdicio alimentario, mayor eficiencia económica y una reducción en el uso de recursos y emisiones que sin duda suponen una gran ayuda para luchar contra el cambio climático y asegurar la producción alimentaria. 
Para Molina, “todos los procesos agrícolas se están beneficiando de la digitalización no solo como parte de una actualización tecnológica si no como un proceso cultural de empresa hacia la mejora de la eficiencia y la sostenibilidad”.